Canal RSS

¡Es la leche!

Desde niños se nos ha dicho que la leche es uno de los alimentos más completos y fundamentales de la dieta. Que hay que beber leche para crecer, para fortalecer nuestros huesos, etc. Los médicos, recomiendan y hasta insisten en que se consuma leche de vaca porque aseguran contiene proteínas y calcio “indispensables” para las necesidades del organismo. Sin embargo, nuestro estómago no está adecuado para este alimento y son muchas las personas que tienen intolerancia a la lactosa. La pregunta es ¿realmente necesitamos beber leche? Según Jonatan Brostoff, profesor en alergias e intolerancias del alimento, del King’s College, Londres : “Nos programaron para la leche de vaca” ¡Somos la única especie que continúa bebiendo la leche después de que hayamos parado el amamantamiento y somos la única especie que bebe la leche de otras especies!”. Razón no le falta. ¿Pero esa obsesión por los padres y la leche es simple costumbre, instinto o acaso la propaganda haya tenido algo que ver?
Quizás la propaganda de la leche haya influenciado de forma indirecta a nuestros hábitos alimenticios. Una de las campañas más famosas es la americana “Got Milk?” a lo mejor algunos la conocéis porque muchos famosos han participado en ella. Es básicamente una forma de promover el consumo de la leche de vaca, creada por la agencia de publicidad Goodby Silverstein & Partners en 1993 para recuperar las ventas de su consumo, desde entonces se anuncia en revistas, periódicos y spots televisivos.
Este anuncio que os presento, después de un tiempo de su emisión fue censurado, (¡por razones obvias!) al principio se nos muestra una madre preocupada porque sus hijos no quieren tomar su leche, ellos contestan que la leche es solo para bebés. Ella los “amenaza” diciendo que si no toman la leche no tendrán unos huesos fuertes. El hijo vuelve a contestarle diciendo que el el Sr.Miller (suponemos que es el vecino) le dijo que nunca tomaba leche y vemos como arrastra una pesada carretilla en el jardín…pero de repente…! (las imágenes hablan por sí mismas) los niños petrificados toman la leche como si de vida/muerte se tratase.

La saturación llega a tal punto que no solo las agencias publicitarias crean campañas por su propio interés sino los mismos gobiernos crean spots para niños, donde se nos dice explícitamente ¡Bebe leche! En este caso es el gobierno japonés quien ha creado este spot.

En países como Reino Unido ya se ha cuestionado si se debería censurar los anuncios de leche entera en programas infantiles así como una serie de restricciones en algunas marcas con slogans del tipo “igual que la leche materna”o “lo más parecido y nutritivo que la leche materna”.

Es posible que después de leer este artículo nos hayamos dado cuenta de la gran aguja hipodérmica a la que hemos sido expuestos desde niños, no es que la leche sea mala, pero seamos conscientes que después de una cierta edad no vamos a crecer más, nuestros huesos no se harán más fuertes, en definitiva no seremos Superman.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: