Canal RSS

Archivo de la categoría: Lila

Huggies : vida de adultos

Hoy analizaremos los diferentes spots de la conocida marca de pañales Huggies comercializada por la mega-empresa Kimberly Clark.

Los spots están dirigidos básicamente a los padres (madres, obviamente), con la intención de apelar a sus sentimientos, para que vean el anuncio y digan “awww, ¡que monos son estos niños! yo también haré a mi niño tan feliz comprándole estos super pañales que parece que pueden con todo”.
Por otra parte, como ya habíamos visto en entradas anteriores (y en el documental Consuming Kids), hoy en día, los espectadores son cada vez menores, así que un niño de 4 años ya puede ser espectador y ver estos anuncios e, inconscientemente, asimilarlos.

Sin más preámbulos, vamos a analizar los diferentes spots de Huggies; cada uno de ellos, sin excepción, juega con la idea de niño = pequeño adulto.

Este spot es quizá el más conocido de Huggies, y uno de los que dieron lugar a su famoso eslogán “Huggies – Be Happy”.

Vemos al pequeño adulto, trabajador en una empresa, rodeado por sus compañeros (que también llevan Huggies,claro), le despiden, pero él sigue contento (porque lleva Huggies). Luego vemos que su día continua siendo un día malo (de estos que todos tenemos), pero el pequeño adulto sigue sonriendo ¿por qué? porque no tienes que preocuparte (como bien dice la canción) , tienes Huggies así que todo va bien, be happy!
¿Qué detalles del mundo adulto encontramos en este anuncio?: niños con corbatas, ordenadores, coches, teléfonos móviles, etc.

Pasemos al siguiente anuncio de Huggies Jeans (edición limitada), porque los peques también quieren ir a la moda y quieren tener sus vaqueritos. Veamos este anuncio emitido en Israel (de hecho, cantan en hebreo).

El spot está construido como si fuera un videoclip de Puff Baby (aludiendo al famoso rapero Puff Daddy) y por esto está todo ambientado en este estilo Hip Hop,  muy conocido en Israel (gran influencia de EE.UU).  Se ha intentado jugar aqui con el humor y con los topicos conocidos de este mundo (coches de lujo, chicos y chicas negros, cadenas de oro pesadas, gorras, abrigos de piel, y con la letra “jump your tushy”, o “moved el culito”).
Es interesante destacar que los spots de Huggies se adaptan a los países en el que se emiten para provocar mayor simpatía. Por ejemplo, es sabido que los israelís viajan mucho a Tailandia, y cómo no, los pequeños adultos de Huggies también lo harán (aunque contengan mensajes implícitos raciales y algo violentos Huggies en Tailandia).

Aqui tenemos otro anuncio de este mundo de adultos al que los niños quieren llegar con tanta ansia. Se trata de Kleen Bebe esta vez, la marca que básicamente equivale a Huggies, pero en México. Es también de Kimberly Clark,  por ello utilizan las mismas estrategias: Esta vez, nos vamos a la pasarela de moda más “guay”.

¿Qué detalles vemos aqui?: niñas con peinados, joyas y complementos, niñas y niños modelos en la pasarela, coches, etc.

Pasemos al siguiente anuncio que a nosotras nos ha chocado bastante y, como muchos otros anuncios que involucran a niños, no nos ha parecido adecuado.
Este anuncio está hecho con gran calidad, pero esta vez el pequeño adulto ya no está en el mundo de los pequeños adultos, sino en el mundo de los verdaderos adultos, el mundo real.
Se trata del siguiente spot : Huggies Jeans Hit the streets

¿Qué vemos aqui? el pequeño adulto, impresiona a la gente de su alrededor (tanto mujeres como hombres) con sus Huggies Jeans, lo último de la moda (¿demasiados planos sobre el trasero del niño?). Para que no parezca “del todo” raro, podemos apreciar que siempre está acompañado por una mujer (su madre)  a la que no vemos la cara, pero apreciamos su presencia (en el mundo real los niños tienen que ir acompañados por sus padres), poco importante.
Finalmente, el pequeño adulto llega a su coche de lujo, el chófer le abre la puerta, y se hace como una especie de “zoom” , a-lo James Bond. Más “adulto” y “mayor” que esto, imposible.

Está claro que casi en todos los anuncios de Huggies el tema de los estereotipos y roles de género está muy presente. Por ejemplo, la mujer como ama de casa que acompaña su marido al trabajo, o representando el típico topico de vestimenta chicas con joyas y chicos con corbatas. 
Creemos que hay que replantearse este método de publicidad. Es “mono”, sí. Es gracioso, quizá. Es divertido, puede ser. Pero todo esto está en la superficie, nadie piensa más allá de estos anuncios y el efecto inconsciente que tiene tanto en padres como en niños.

Anuncios

Niños y marcas de ropa (o sin ropa)

Hoy analizaremos las diferentes estrategias de marketing a la hora de promocionar marcas de ropa para niños (las líneas kids). ¿Por qué? pues porque a veces parece que las agencias publicitarias no saben distinguir cuándo un anuncio es adecuado para niños y cuando para adultos, a veces parece que creen que todo vale para todos. Concretamente hablando, yo me refiero al famoso lema “el sexo vende” que casi siempre funciona para adultos, pero ¿deberían intentarlo con los menores también? ¿dónde está el límite?
Es lo que se preguntaban muchos padres preocupados en Canadá cuando, hace un mes, la marca MEXX publicó estas fotos para su campaña primavera-verano:
Como podemos ver, en una foto salen 2 chicos y 2 chicas con los torsos completamente desnudos. En la otra, un chico con la mirada algo misteriosa sujeta una chaqueta revelando algo de su torso.
Ahora, en un momento parece bastante inocente, pero ya se sabe que hay muchos pervertidos en este mundo, y es por ello que esta foto les parecio inadecuada a varias personas.  En el siguiente reportaje, una madre preocupada declara que cuando vió la foto del escaparate de la tienda MEXX  se quedó perpleja, y al ver la foto de los niños desnudos, decidió junto con otros padres contactar con la marca para pedirles retirar las fotografías:
 

Como se puede ver en el reportaje, hay personas a las que no les parece nada mal, y puede que no sea malo, pero inadecuado lo es. La inocencia se ha perdido hace años, y según dice la madre del reportaje “estas fotos están hechas de la misma forma como si los hubieran hecho con adultos”.
No olvidemos que según muchos estudios a estas edades (8-9 años) los niños empiezan a explorar su cuerpo y aprender sobre el cuerpo del hombre y de la mujer y sus diferencias. Es preciso que hagan este aprendizaje correctamente y no que vean otros niños/niñas desnudos en fotos enormes en los centros comerciales.

Pasemos al otro lado del océano. Esta vez hay más ropa, pero demasiadas insinuaciones.
FOX es una marca de ropa israelí muy popular en su país. Como cualquier otra marca comercial (como MEXX, por ejemplo) también tienen líneas para hombres, mujeres, para niños y para bebés.
Hay que destacr que, para sus líneas hombre-mujer, FOX es conocida como la marca que juega mucho con el tema del sexo y la sensualidad en sus spots, (FOX Men, FOX jeans) e incluso algunos anuncios han sido censurados.
Pero parece que para su spot de FOX kids (2003) no dudaron mucho y apostaron por el tema sexual también. Es el spot que analizaremos a continuación:

El protagonista, el pequeño “hombre” , con su camiseta FOX, un chicle y actitud positiva, está sentado en un pub bebiendo algo que al principio parece como coctél (en realidad cuando se muesta la botella descubrimos que se trata de un sirope de sabores de la marca israelí Petel). Al girar la cabeza ve que una chica, claramente más mayor que él, le manda miradas coquetas. El siguiente plano es, para mi gusto, exagerado, del trasero de la chica adolescente que se mueve con sus super-shorts hacía donde está sentado el chico. Otra mirada coqueta de su parte y luego muerde sensualmente la fruta desvelando su aparato de dientes (quizá lo único que nos recuerda que se se sigue tratando de una menor).  Las cosas se ponen feas cuando, otra chica, suponiendo que es la “novia” del chico, se da cuenta del coqueteo y se enfada. Al chico esta situación le hace gracia y el sonrie y sigue masticando su chicle tranquilamente.
Luego, la “novia” y la chica del aparato empiezan a pelear por el pequeño hombrecito, mientras éste sale corriendo de las mujeres histéricas.  Él está más contento que contento, sigue con su actitud “chula”, sale del  local tropezando con otro hombre, pasando de él rotundamente y luego decide quedarse y ligar con otras chicas.
El título al final no deja lugar a dudas (en traducción literal): “FOX kids, destinados para ser grandiosos”.
Es decir, para FOX , ser grandioso es ligar, y este es el ejemplo que quieren dar a su público target, que son precisamente estos niños y adolescentes.

No pretendo que los anuncios sean educativos, pero creo que hay que tener en cuenta que los menores están en una edad de evolución psíquica, y exponiéndoles a unos mensajes como estos parece de los más inadecuado.

Mamás y móviles

Aunque todavía falta tiempo hasta que el día de la madre se celebre , hoy justamente he encontrado dos anuncios (ya antiguos) que tienen que ver con este día . Vamos a analizar dos anuncios de compañías de telefonía móvil que apuestan por apelar a los sentimientos y recordarnos cuánto debemos querer a nuestras madres. Además, comprando los dos anuncios, veremos cómo esta retórica sentimental puede funcionar y cómo puede fracasar.
Antes de empezar, es destacable que los dos anuncios presentan madres e hijos varones, utilizando el claro estereotipo: los niños son los favoritos de las madres (mientras las niñas son las hijas del papá).
Empecemos con el análisis:

El primer anuncio es de la compañía argentina Personal:

Personalmente, me ha parecido un anuncio bastante gracioso. Lo que se intenta hacer es reproducir la típica historia del desengaño en el amor, de un corazón roto; el chico llora y sufre porque su chica había elegido a otro. En este caso, el chico es el hijo, la chica es la madre, y el otro es una planta (un poco raro, pero si hubieran puesto a otro niño hubiera sido demasiado confuso).
Se juega aquí con los sentimientos , pero más que nada con el imaginario que tenemos sobre estas situaciones de desengaño. La música, los lloros, el piano melancólico, el whiskey con hielo (en este caso, leche con hielo), el mirar a otras “parejas” , todo esto nos suena y por ello nos provoca una sonrisa al ver este anuncio y entender todos estos elementos pero en un contexto diferente. Al final del anuncio, el niño que parece tan dulce le dice a su madre que se va de casa pero al final le pregunta “¿me llevas?”, provocando al espectador risa y recordándole esta relación de dependencia y amor que al fin y al cabo tiene un niño con su madre.

El siguiente anuncio de telefonía móvil no me ha gustado y hasta me parece muy raro y poco adecuado.
Se trata de la compañía que todos conocemos, Movistar:

Aquí también reconocemos los elementos del imaginario que tenemos sobre el típico romance entre un chico y una chica: la chica se maquilla y se arregla para impresionar, el chico paga y compra a su chica dulces, pasean mano a mano, miran las estrellas juntos, etc. Y de nuevo, el chico es el hijo y la chica es la madre.
Los títulos al final recuerdan que pronto es el día de “tu primera novia”. Es decir, claramente esta publicidad se dirige a todos los hijos y les recuerda (esto se supone) su infancia.
No me ha gustado este anuncio porque no creo que la madre sea “la primera novia” de un chico , porque simplemente la palabra “novia” , hoy en día por lo menos, implica otras muchas cosas más, por ejemplo las relaciones románticas e intímas.  Por ello mismo creo que que esta publicidad es inadecuada para promocionar una empresa como Movistar.
Parece que se ha intentado jugar con los sentimientos de cariño, pero a mí (y a otros espectadores también según los comentarios del video en youtube) me ha recordado el concepto que utilizaba Freud: el complejo de Edipo (el deseo inconsciente de mantener relaciones sexuales con su madre y eliminar a su padre).
A muchas personas les puede gustar este anuncio y  pueden no pensar en nada pervertido, pero creo que el simple hecho que ya existen personas que piensan lo contrario, muestra que este anuncio no ha funcionado como tenía que funcionar.

En resumen, creo que se las agencias publicitarias deben hacer un esfuerzo mayor para descifrar la psicología humana e intentar hacer anuncios que apelen al mayor número de personas posible. El mensaje debe ser claro y concreto, sin doble sentido ni ambigüedad.